Kalanchoe thyrsiflora

3.75 Iva Incluido

Suculenta que se presenta en maceta de 10 cm.

Tenga en cuenta que:

Dependiendo de la época de año o de la iluminación, puede cambiar el color de la planta.

El ejemplar que se enviará será, igual o similar al de las fotos.

Todas las plantas se enviarán a raíz desnuda.

Si necesita que algún ejemplar contenga maceta, deberá ponerse en contacto con nosotros.

Solo quedan 4 disponibles

Descripción

Familia: Crassulaceae.

Género: kalanchoe.

Origen: Asia y África.

Descripción

El Kalanchoe thyrsiflora se caracteriza por formar una roseta de hojas que se van produciendo en pares casi paralelas.

Cuando surge un nuevo par de hojas, estas surgirán en diferente dirección teniendo en cuenta las hojas anteriores.

Mientras va creciendo, irá perdiendo sus hojas basales exponiendo el tallo; esta planta puede llegar a alcanzar casi 1 metro de largo.

Las hojas, son muy grandes, algo engrosadas y planas, sin peciolos y redondeadas; el tamaño varía en dependencia de la variedad.

Estas poseen un color blanquecino (sustancia llamada pruina) en su superficie para protegerse de la luz solar intensa.

El borde de las hojas cuando la planta crece en lugares donde no le da el sol, toma coloraciones verdosas, pero si se expone directamente al sol, tomará coloraciones rojizas-púrpuras muy llamativas.

Algo curioso de esta especie radica en su floración; esta aparece una sola vez en la vida de la planta, es decir, esta especie con los años florecerá y luego morirá (monocárpica).

Aunque la especie muera luego de florecer, dejará numerosas plantas hijas en su base, de las que podemos obtener plantas nuevas.

Las flores surgen a partir de una inflorescencia terminal que puede alcanzar más de un metro de altura y se disponen alrededor del tallo floral, numerosas flores verdosas con los extremos amarillos.

De este kalanchoe podemos encontrar algunas versiones como es el Kalanchoe fantastic.

Riego

Como toda suculenta, abundante pero escaso.

Asegúrate que el sustrato está completamente seco entre riego y riego.

El periodo de crecimiento del Kalanchoe thyrsiflora es en primavera, verano y otoño.

En estas épocas necesitará algo más de riego.

Sin embargo, en verano,

Cuando la temperatura es más calurosa entran en periodo de reposo.

Por lo que debemos reducir el riego casi en su totalidad.

Sol

En las épocas frías tolera el sol directo.

Pero en épocas de calor, debemos ubicarles en lugares frescos y con sol de mañana.

Evita el sol en las horas más calurosas del día.

¡¡Ojo!!, el Kalanchoe thyrsiflora no resiste las heladas.

Reproducción

Por hijuelo es la forma más sencilla.

Podemos usar el método de «decapitacion» que consiste en:

Cortar el ápice de crecimiento y del tallo saldrán nuevas rosetas.

Que con la medida adecuada pasaremos a plantar en nuevas macetas.

Aunque también se reproduce por semillas, eso si, es bastante más lento.

La época de reproducción para esta especie la tenemos en el periodo de crecimiento.

Prueba en las estaciones del año más fresquitas,

Como el otoño o la primavera, ya que el porcentaje de éxito es más elevado.

Sustrato

Se recomienda un sustrato especial para cactus y suculentas.

Muy poroso y con buen drenaje para evitar acumular la menor humedad posible.

Para conseguir un sustrato adecuado para el Kalanchoe thyrsiflora.

Podemos incluir materias minerales como:

La perlita, piedra pómez, piedra volcánica y/o arena gruesa de río.

Los porcentajes de estos componentes dependerá del clima en el cual estén situados.

A climas más húmedos, más componentes minerales.

En climas más secos, podemos incluir más porcentaje de materia orgánica.

Plagas

El Kalanchoe thyrsiflora no suele tener plagas.

Pero puede verse atacada por:

Las cochinillas:

Que se alimentan de la savia de las hojas.

Los pulgones:

Que se alimentan sobre todo de la savia de las flores.

Pero también se ven en las hojas.

Los moluscos:

(caracoles y babosas) se alimentan de la planta entera.

Para combatir estas plagas hay muchos insecticidas químicos;

Nosotros optamos por los naturales como:

La tierra de diatomeas, aceite de neem, jabón potásico.

Incluso el alcohol de 70º, va fenomenal.

Abono

Debes abonarla desde comienzos de primavera y finales del verano.

(puedes continuar hasta final del otoño si vives en una zona con clima suave y/o cálido).

Puedes usar los abonos para cactus y otras suculentas comerciales.

Pero nosotros optamos por los Abonos orgánicos como:

El humus de lombriz, el estiércol, las cáscaras de plátano, las cáscaras de huevo, los posos de café, etc.

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.